1

AÑO 2017

ABRIL • MAYO • JUNIO

Comentario de Libros

Berta Martínez Rosselló

Psicóloga. Colaboradora CR

ISSN 2565-0564
Psicosom. psiquiatr. 2017;(1)1:128-9.

BIBLIOGRAFÍA

  1. 1Manual de evaluación del riesgo de violencia. Metodología y ámbitos de aplicación (2017) Loinaz R. Pirámide. Madrid.
Descarga el artículo en pdf

La violencia se manifiesta en diferentes contextos sociales. Es una realidad ante la cual nos enfrentamos profesionales de diferentes ámbitos, especialmente aquellos que provenimos de las ramas sociales o de la salud: psicólogos, psiquiatras, abogados, criminólogos, etc. Ismael Loinaza, licenciado y doctorado en Psicología y licenciado en Criminología, es el autor del manual que comentamos1. Cuando hablamos de prevención de la violencia, la valoración del riesgo de dicha violencia es un pilar fundamental y previo dentro del ámbito profesional. Requiere un estudio profundo y continuado para poder contribuir a una buena praxis profesional y para evitar o disminuir las consecuencias de una posible agresión. En el contexto de habla hispana los manuales dedican escaso o nulo espacio al tema en comparación a los anglosajones. Ante tal vacío y frente la necesidad de desarrollo de esta disciplina, el autor estructura una importantísima aportación elaborando el primer compendio específico dedicado fundamentalmente a la evaluación del riesgo de violencia escrito en castellano. Contribuye así al desarrollo de la metodología y los estándares de aplicación en nuestro contexto.

Loinaza nos introduce en el tema, clarificando y diferenciando conceptos fundamentales y referenciando los trastornos mentales que están asociados a algunas formas de delincuencia. Expone cuáles son los factores más destacados en la evaluación del riesgo de violencia, dando relevancia a los factores situacionales, de riesgo y de protección, estáticos y dinámicos, motivadores, desinhibidores y desestabilizadores. Los aspectos más técnicos relacionados con conceptos y cuestiones estadísticas permiten valorar de forma objetiva y rigurosa  las propuestas de herramientas disponibles en base a criterios estadísticos. Compara los principales métodos utilizados, desde el juicio clínico al método actuarial y exponiendo conocimientos prácticos para guiar a los profesionales durante el proceso de evaluación del riesgo de violencia. Parte del manual se reserva para la descripción de las principales herramientas clasificadas según el tipo de violencia en función de su objetivo o tipo de víctima: violencia inespecífica o general en adultos, violencia de pareja, violencia sexual en adultos, violencia juvenil y otros tipos de violencia como terrorismo, acoso, violencia en el contexto laboral, etc. Se dedica también un apartado específico a exponer las particularidades de la evaluación del riesgo de violencia en mujeres. Un útil anexo recoge de forma muy simplificada los apartados del informe pericial sobre riesgo de violencia.

La recomendación

He ahí un manual bien estructurado, completo, práctico y muy didáctico. La evaluación del riesgo de violencia tiene un objetivo multidisciplinar. Los profesionales nos encontramos ante casos en que la hostilidad es protagonista y debemos tomar decisiones de alta responsabilidad e impacto social. Esto explica y justifica nuestra necesidad de formación y actualización. Para poder
cubrirla, este libro es imprescindible para profesionales y estudiantes relacionados o interesados en la temática. Nos aporta información sobre los avances y recomendaciones disponibles,
las indicaciones más actualizadas y la guía de aplicación práctica más útil.

Psicosom. psiquiatr. 2017;(1)1:128-29.