0

AÑO 2017

ENERO • FEBRERO • MARZO

Comentario de Libros

M. Jiménez-Bonora

Psicóloga colaboradora CR. Hospital Universitario Dexeus, Barcelona

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Echeburúa E (coord). (2016). Abuso de Internet, ¿antesala para la adicción al juego de azar online? Madrid: Pirámide.
Descarga el artículo en pdf

Dentro de las herramientas utilizadas por el ser humano para contribuir a su evolución, Internet se ha erigido como una de las más definitivas. Somos testigos de que en los últimos años se ha producido un crecimiento exponencial en el desarrollo de nuevas tecnologías; ordenadores, teléfonos móviles y otros dispositivos se han desarrollado (y siguen haciéndolo) para facilitar la vida de las personas, además de brindarnos la oportunidad de disponer de gran cantidad de información, poder comunicarnos en tiempo real en localizaciones lejanas, facilitar diversos tratamientos médicos y psicológicos o contribuir en la educación de los más jóvenes. Son lo que actualmente conocemos como TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación, y son las que justifican este libro1.

Sin embargo, cada vez más encontramos personas en las que Internet genera un impacto significativamente negativo en sus vidas. Interferencias en la vida cotidiana, en el ámbito familiar, en las relaciones de pareja, en las relaciones sociales, en el área laboral u ocupar el tiempo de ocio en actividades poco saludables son algunas de las consecuencias que se experimentan. Pero, ¿a qué es debido? ¿Acaso Internet es perjudicial para la salud? Como se indica en el manual 1, lo que puede resultar potencialmente dañino es el uso que se hace de Internet, y no solo en términos de tiempo sino sobretodo en el tipo de uso que hacemos de esta herramienta. Realizar actividades que puedan resultar nocivas para uno mismo u otras personas sería lo que los autores denominan uso problemático de Internet (UPI). Ejemplos de UPI son pasar demasiado tiempo conectado/a a las redes sociales o utilizar de forma abusiva los dispositivos móviles. El mal uso puede provocar en personas vulnerables el desarrollo de  adicción, con las consecuencias negativas que esto supone.

Varios capítulos del Manual prestan atención a un fenómeno que cada vez está cobrando más fuerza en nuestra sociedad, el juego de azar online. Hablamos de las páginas web dedicadas a las apuestas deportivas, al juego del póquer, al casino, ruleta y black jack o el bingo. En los últimos años se han incrementado las restricciones a las salas de juego y apuestas “físicas”, pero de manera insidiosa ha ido creciendo este mismo fenómeno online, no obstante con muchas menos medidas de control. La gran accesibilidad, inmediatez, privacidad, anonimato y facilidad de suplantación de la identidad son algunas de las características del juego online que resultan atractivas y propician que la consulta a estas páginas web se torne en un mal uso de las mismas. Un colectivo en el que se ha observado un incremento de la consulta de webs de juego online son los adolescentes. Las características de esta etapa evolutiva confluyen con las propias de Internet y las distintas actividades que ofrece, con su alto grado de familiarización en el uso de esta herramienta; como resultado, en los casos de adolescentes con vulnerabilidad puede dar lugar a la aparición de trastornos graves, entre ellos la adicción al juego online.

Resulta de suma importancia que desde los organismos encargados de establecer políticas de protección y prevención se preste más atención a esta situación, sobre todo en los jóvenes, población que ha crecido sumergida en la red y en las nuevas tecnologías y que consume Internet a diario durante un número significativo de horas. Regular la publicidad del juego online o proponer políticas activas de juego responsable son solo alguna de las medidas que pueden implantarse para contrarrestar esta problemática.

La recomendación

Útil tanto a profesionales de la salud, docentes o padres, dada la gran dificultad existente con los adolescentes. No solo se analiza el problema sino que también se ofrecen soluciones, por lo que los responsables de las políticas de prevención pueden extraer ideas de suma utilidad.

siglantana PSICOSOMÁTICA Y PSIQUIATRÍA Nº 0-2017